El Centro Dramático de Cienfuegos a los 43

Índice del artículo

El Centro Dramático de Cienfuegos a los 43

Por: Antonio E. González Rojas
9 de julio del 2006

El nueve de enero de 1963, los argentinos Isabel Herrera y Alberto Panelo fundan la primera compañía profesional de la zona central de Cuba después del triunfo revolucionario: el Centro Dramático de Las Villas. El grupo se nutre principalmente del talento histriónico del conjunto de aficionados Ateneo, de la Perla del Sur, entre los que se encontraban Juan Antonio Marín, actualmente Premio Provincial de Teatro.

Cuenta Marín que “nos dieron clases de distintas asignaturas, como fue la expresión corporal, filosofía, de historia del arte, dirección, canto, y actuación. El grupo se divide en dos partes para esto. Isabel y Alberto toman cada sección a su cargo. Pasamos unos seis meses recibiendo esta superación.

Luego se hacen diferentes pruebas, sobre todo de actuación: había que representar monólogos, pequeñas obras, escenas. Entonces se selecciona el elenco definitivo del Centro Dramático de Las Villas. A fines de ese año estrenamos en la Universidad Central de Las Villas la obra Aquel barrio nuestro, del dramaturgo José Ramón Brenes, en la que todos trabajamos.”

A partir de este debut, el grupo comienza a recorrer el territorio citadino y campestre de la antigua provincia de Las Villas. Yolanda Perdiguer, primera actriz del centro, cuenta que “empezamos a trabajar muy fuertemente, íbamos a las montañas, fue el primer grupo que peinó la zona del Escambray. Contábamos con una guagua en la que salíamos a recorrer las diferentes comunidades en horas mas bien nocturnas, cubríamos todos los municipios. Noche tras noche actuábamos.”

Así, el territorio villaclareño se convierte en escenario para las puestas del Centro Dramático: bateyes azucareros, fábricas y barrios recibieron su visita. Interpretando obras del teatro clásico europeo y del costumbrismo cubano.

 

60 años de Palabras a los intelectuales

Curiosidades

Calle B. Revista Cultural de Cumanayagua